#TheKueskiWay

El día de ayer ocurrió algo increíble.

Tres personas en Kueski cumplían años. Como es costumbre, tras adornar minuciosamente sus lugares, comprar deliciosos pasteles, reunirnos en la cocina y mientras la audiencia cantaba a grito pelado “las mañanitas”,  todos esperábamos ansiosamente la clásica MORDIDA. Fue ahí cuando sucedió. Justo en ese instante me pude percatar de lo especial que era ese momento...

Veamos. Desde pequeños pareciera que de alguna forma nos programan: nos llevan al kinder y nos dicen que tengamos buen comportamiento porque la maestra nos evaluará. Nos llevan a la escuela y nos dicen que obtengamos buenas notas porque éstas servirán para obtener un buen trabajo. Conseguimos un trabajo y nos dicen que nos esforcemos mucho para crecer y tener un «patrimonio»… Terminamos pareciendo una cajita de regalo o una libreta de álgebra; cuadrados y con muchos problemas. Bueno, siendo positivos parecemos prismas rectangulares o cúbicos (adminículos que brillan), pero a fin de cuentas con bordes establecidos que nos limitan.  

La realidad es que la creatividad puede llegar a desaparecer cuando nos enfrentamos a la burocracia y rutina de un trabajo ordinario, puesto que las ideas dejan de ser escuchadas y generadas de la misma manera que lo hacíamos cuando éramos niños. Además, la energía deja de ser abundante tras lidiar con temas ridículos.

Con el estrés de todo lo anterior, me conforta recordar mi oración inicial, puesto que sí, ayer ocurrió algo increíble, y antier también, y la semana anterior, y… Bueno, tú entiendes.

Tal vez te estés haciendo muchas preguntas: ¿A dónde va esto? ¿Por qué debería leer este blog?

Te platico: En Kueski hemos creado un ambiente donde la creatividad es el precio de entrada, y las nuevas ideas el pan de cada día. Donde tú, yo y “él” somos igual de importantes, donde lo relevante es lo que haces, no quién o qué eres. Aunque sí, hay varios unicornios, lo que importa es el aquí y el ahora. (Unicornios: Personas excepcionales, fuera de lo común). Eso es Kueski, la cuarta desviación estándar, una nueva oportunidad cada día.

Y aquí estás. Y si estás aquí créeme que es porque algo estabas buscando, y si algo estabas buscando es porque algo necesitas y no todos son tan curiosos como tú, así que... ¡Enhorabuena! ¿Escuchas ese himno de victoria de fondo? No hay nada más poderoso que una persona con voluntad, y no hay voluntad más relevante que la voluntad de aprender, y todos estamos aquí con el mismo fin, porque bien dice mi abuelita; la mejor manera de aprender es enseñar, y lo más eficaz créanme, es enseñar con el ejemplo. Eso nos gusta por acá.

A través de este blog buscamos compartir contigo nuestras historias, pensamientos, retos, éxitos y fracasos. Todo lo que nos ha dejado lecciones de vida.

Hay tantas cosas que están pasando aquí en Kueski que es difícil seguir el paso. Pero, ¿sabes? Eso es lo que nos emociona, ¡bienvenido a nuestro mundo!

Ahhh, por cierto, nos encantan las cajas de regalo, pero son mucho mejores cuando están abiertas, al igual que las mentes.