Proyecto WOW

La misión: Encontrar y sorprender al mejor cliente de Kueski.com y sacarle una sonrisa.

Características de la búsqueda: -Mayor número de préstamos solicitados -Buen historial de pagos

Crónica de la misión folio 87657: Una mañana, nuestra Team Lead del equipo de Experiencia del Cliente se despertó con un proyecto en mente “proyecto WOW para el mejor cliente”.

En ocasiones anteriores, los Clients Partners de Kueski habían sorprendido a distintos clientes ya enviando un “WOW” (regalo especial), sin embargo en vez tenía que ser diferente..tenía que ser único.

Después de una extensa investigación, descubrimos que nuestra mejor cliente era una mujer de la ciudad de México.. Le llamaremos “Flor” para respetar su identidad.

Inmediatamente nos pusimos en contacto con ella para conocerla un poco más, saber sus gustos, intereses, necesidades y así, crear un regalo personalizado.

Tras intercambiar un par de correos electrónicos y llamadas, preparamos el “KIT Flor”, que sería el primer regalo de una cadena de experiencias; El contenido de este KIT era unos audífonos, una muñeca, y un certificado para visitar un SPA.

Nos encargamos de que todo el equipo de Kueski.com se enterara de la misión, y surgió la idea de enviarle varios mensajes codificados con los agradecimientos y saludos de cada integrante. Cuando esta tarjeta llegó a manos de Adalberto (Adal para los amigos) quien es CEO de Kueski, decidió que él quería entregar el regalo de manera personal...

Después de viajar alrededor de 553.1 kilómetros, distancia desde los cuarteles Kueski en Guadalajara, a la Ciudad de México, empezamos a seguir todas las pistas que teníamos para encontrar su domicilio (hora límite de llegada: 2000 horas).

No fue tarea sencilla. Al llegar al domicilio, nos dimos cuenta que el número era de la manzana donde habita, más no contábamos con el número dentro de la cuadra. Caminamos por el área limítrofe por 32 minutos y 40 segundos exactamente hasta llegar al lugar (tuvimos que preguntar una y otra vez por ciertas indicaciones, en nuestra mente solo teníamos las señales “Casa color mostaza, casa color mostaza...”)

Llamamos a la puerta, sin respuesta, intentamos una vez más. 5 golpecitos a la puerta metálica permitieron que saliera una mujer del domicilio. La conversación se dio así :

-¿Está ”Flor”?

-Soy yo.

-Venimos de Kueski.

-Los estaba esperando ¿quieren pasar?

Su cálida bienvenida permitió que la conversación se fuera dando naturalmente. En cuanto entregamos el paquete que habíamos preparado, y empezó a leer cada comentario del equipo de trabajo de Kueski, se le podía escuchar la emoción en la voz. Su hija, de manera inmediata, identificó que la muñeca era para ella. Al escucharla decir ¡WOW! supimos que esta primera misión había sido completada con éxito.

¿Con qué mensaje nos quedamos en Kueski? El poder acercarnos y conocer de manera personal a nuestros clientes nos hizo reflexionar acerca de la importancia de nuestras actividades; al final, el trabajo de todos (ingenieros, científicos de datos, personas de negocios, etc…) suma y suma para que logremos el objetivo: ampliar las posibilidades de crédito de personas que como “Flor” son personajes excepcionales. Al final lo que hacemos es por nuestros clientes y para nuestros clientes.

Y bueno, todos y cada uno de nuestros días son como una misión, o al menos así nos gusta verlo.

Hasta aquí mi reporte.