La energía no se crea ni se destruye, sólo se transforma

Es curioso como en una sola frase se pueden resumir tantos momentos, tantas batallas, alegrías y frustraciones.

Hoy mi día comenzó a las 5.30AM. Tenía varios pendientes por terminar por lo que decidí ganarle al sol y aprovechar la creatividad matutina para resolverlos. Momentos después, llegué a la oficina y comenzó una lluvia de reuniones, temas que deben ser resueltos pronto. A la par hay una serie de correos que necesitan de tu atención y de vez en cuando, personas del equipo que te buscan para poder resolver imprevistos. El día avanza y de repente ya son las 8PM. Tomas tus cosas y de ahí a las clases de natación. De vuelta a casa, escribes algunas ideas y resuelves otros correos. Antes de dormir, es importante preparar la maleta porque mañana sales al aeropuerto temprano. Por lo que te pones en marcha y continúas.

Cuando uno lee eso, se pregunta (yo me pregunto): ¿Y de dónde es que alguien obtiene energía para hacer todo eso? La semana pasada conocí a alguien que hizo el mismo cuestionamiento y por unos momentos me quedé sin palabras... Las ideas se movieron más lento y me hice la misma pregunta "¿de dónde?"

Hace un par de días, decidí mover mi escritorio a un lugar más cercano al equipo de Customer Service. Ellos son algunos de los héroes de Kueski que día a día se enfrentan a cada problemática que uno se pueda imaginar (y a las que no también) con cuentas, bancos y cada cosa que atenta contra nuestros clientes. Mi mañana comenzaba fría y algo estresada por temas que no podía resolver, sin embargo tras estar ahí tan sólo algunos minutos, en instantes vi cómo todo comenzaba a tener sentido. Las respuestas comenzaron a llegar y alcancé esa claridad que logras cuando te concentras mucho en una situación. Ahí, en medio del ruido generado por las llamadas y las conversaciones del equipo, lejos de donde lo imaginaba.

alt

Ahí es cuando todo tuvo sentido. Ellos son la fuente de energía, ellos. La naturaleza de las personas con las que trabajo día con día es lo que nos mantiene enganchados, porque esto es más que un trabajo, es un estilo de vida. Cada uno busca dar solución a sus problemas de la manera más creativa, de crear proyectos, y todo esto con una sonrisa, buscando ayudar a otros aún cuando no estén seguros de cómo resolverán sus propios conflictos . Y aquí cualquiera creería que esto es un plot de marketing para promocionar una compañía, y supongo que sería una aproximación acertada en otra situación, sin embargo en este momento no es así. Aquí hay una persona intentando entender por qué sonríe cuando las cosas se rompen o por qué nos levantamos cuando nuestros planes no salen como esperábamos...

Es complicado para alguien que se cataloga como soñador encontrar algo que lo apasione. He tenido la oportunidad de trabajar junto a un maravilloso equipo de personas por los últimos 20 meses y cada mañana me sigo preguntando "¿cómo resolveré las situaciones del día de hoy, qué situaciones serán?". Siento la emoción de lo desconocido e intento construir algo que no tengo idea de cómo lograré , pero ahí está el reto, ¿y la energía? Bueno, esa no se crea, ni se destruye, sólo se mueve de persona en persona cuando cada quien lo va necesitando.